top of page

Este sábado 27 de enero tuvimos la oportunidad de vivir en comunidad el encuentro nacional de jóvenes para ir al Cubilete, a visitar a nuestro Cristo Rey. El emprender este trayecto sin duda comienza en el corazón.

 

Estoy convencida que estas experiencias son conducidas por el Espíritu Santo, son alentadas e infundidas por un deseo inexplicable por hacer locuras, locuras que solo le pertenecen a Él. La experiencia comienza a veces con temor, con duda de si se logrará y es por esto por lo que Cristo nos invita a vivirla en comunidad.


Es hermoso pensar en el significado de Cristo Rey, en lo que significa para nuestra iglesia, en el cómo nos identifica como cristianos y nos otorga identidad y dignidad, al sabernos hijos suyos. Es también sumamente significativo en el sentido de pertenecer a esta bellísima nación, el ser mexicano, lo que el Rey significa para este pueblo y su historia al levantarse y hacer lío en su nombre.

 

Este año caminábamos juntos pidiendo participación ciudadana y exigiendo libertad religiosa. Juntos reunidos hacia el exigir la libertad de ser y pertenecer, de que todo ser humano es digno y eso debe respetarse desde el inicio de la vida. Pero, sobre todo, encomendando esto desde la fe y dejándolo en las manos de la Reina y Madre de este mundo, la que sostiene los corazones de sus hijos, la que sin medida siempre dice sí y emprende el trayecto con gusto.


Después, caminar horas, creer que ya no se tiene otro aliento más y escuchar las voces, las risas, los ánimos, las palabras de aliento en el hermano, incluso en aquel al que no conocemos. Estas locuras de amor, de risas, son las locuras de ser cristiano, de amar genuinamente y amar sin medida al prójimo.

 

Una profunda experiencia de encuentro, de espera de aquellos que lo organizaban y de peregrinación de tantos hacia la llegada con el Rey de reyes y su Iglesia. Fue un encuentro entre personas de todas partes del país, con diferentes historias, caminando hacia Él, alabándolo a una sola voz, teniendo conversaciones que alientan el corazón e inspiran la vida, orando con un solo corazón, como genuinos hermanos en Cristo.


Este fin de semana fue un recuerdo, una sacudida a la vida, a la rutina, una estremecida profunda hacia transformarse. Un recuerdo de que no son las horas, no son los pasos, es la mirada, puesta fija y determinadamente en el cielo. El caminar a la cima ofreciéndolo, el poseer ese valioso tiempo de estar, reflexionar y dialogar en el camino con el Señor.


Finalmente, el llegar a la cima, ver la alegría, los suspiros, en algunos incluso las lágrimas y cuestionarse no solo el cómo llegar, sino el cómo permanecer. Fueron momentos donde entre tantos, puedes encontrarte y encontrarlo, sabiendo que te invita a permanecer en Él, caminar de su mano y convertir tu vida en su reflejo, en el esplendor y la libertad que viene de una vida entregada.


Isabel Tello



Isabel Tello

251 visualizaciones0 comentarios

Después de una larga espera llegó el momento de celebrar el encuentro juvenil d’Alzoniano 2023. Desde 1997 los laicos asuncionistas junto con los religiosos en México tuvieron la iniciativa de realizar un evento juvenil con el objetivo de celebrar la pascua de nuestro fundador, el P. Manuel d’Alzon y presentar el carisma de la Asunción a los jóvenes con inquietud vocacional.


En el encuentro hay varios momentos que han caracterizado el d’Alzoniano desde sus inicios y se han ido actualizando a lo largo de los años. Hay un rol de temas de acuerdo con el lema, un rally, momento de adoración, un show de talentos y un panel vocacional donde se presentan testimonios de las diferentes vocaciones y los jóvenes tienen la oportunidad de preguntar a cada panelista acerca de su experiencia en la vocación que han elegido.

El lema del d’Alzoniano 2023 fue: El Reino de Dios ha llegado… ¡Vivamos el Evangelio! Este lema nos dio la oportunidad de compartir algunos temas como La unidad desde san Agustín y el P. Manuel d’Alzon, El Reino de Dios en la juventud de hoy, entre otros.

Este año la gran diferencia fue la peregrinación a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, pues la sede del encuentro fue la parroquia de san Andrés Totoltepec, que está a cuarenta minutos de la Basílica. El segundo día del encuentro, en lugar del tradicional rally, decidimos ir de peregrinación a la Basílica para hacer presencia de la familia de la Asunción en el santuario más importante de nuestro país.

Al d’Alzoniano asistieron alrededor de sesenta personas, entre ellos adolescentes, jóvenes, religiosos y religiosas, y no podía faltar la presencia de la alianza laicos-religiosos. Varios provenían de Veracruz, de Puebla y de la Ciudad de México. Fue una gran alegría también contar con la presencia de casi toda la familia de la asunción, pues estuvieron nuestras hermanas Religiosas de la Asunción, Oblatas de la Asunción, Orantes de la Asunción y Agustinos de la Asunción.

El d’Alzoniano implica esfuerzo y mucho trabajo para conseguir el objetivo, para comprar playeras, materiales, transporte, y varias necesidades, por ello agradecemos mucho a nuestros hermanos, el P. Jesús párroco de la Emperatriz y el P. Roberto párroco de san Andrés por su apoyo y su atención para hacer posible el d’Alzoniano. Por otra parte, es la pastoral juvenil de la Asunción la encargada de organizar estos eventos.

La pastoral juvenil Asuncionista desde hace siete años pasó a llamarse FRAS, que son las iniciales de Fraternidad Asuncionista. Ellos son los encargados de varios eventos a lo largo del año enfocados principalmente a los jóvenes. Durante este d’Alzoniano 2023 los miembros de la Fraternidad Asuncionista (FRAS) renovaron su deseo de seguir perteneciendo a la pastoral juvenil Asuncionista. Ahora la Fraternidad Asuncionista es internacional, ya que hay jóvenes de Veracruz, Puebla y Ciudad de México que se integraron al grupo de FRAS.

Ahora FRAS en comunión con los religiosos en formación caminan rumbo a la peregrinación nacional al santuario de Cristo Rey en el cerro del Cubilete en el estado de Guanajuato. Esta también será una oportunidad para dar a conocer a los Agustinos de la Asunción a nivel nacional, pues hay muchos lugares donde los Agustinos de la Asunción aún no somos conocidos. También es una oportunidad para promover las vocaciones para la Iglesia en general y para la Asunción.

Este encuentro d’Alzoniano fue una bella experiencia, compartimos la alegría de seguir los pasos del P. Manuel d’Alzon. El d’Alzoniano fue un momento para recordar que estamos llamados a transformar nuestra vida con ayuda de la gracia de Dios para poder ser testigos de su Reino. ¡Los jóvenes también queremos ser testigos del Reino de Dios en nosotros y al rededor nuestro!

Hno Rafael Huerta Ramos, a.a.


264 visualizaciones0 comentarios

El 25 de septiembre 2023, se llevó a cabo la Asamblea regional de México, en la parroquia asuncionista Emperatriz de América, en la que participaron quince religiosos y cuatro laicos.


La Asamblea empieza a las 10:50 con una canción al Espíritu Santo entonada por el hermano Jenaro, seguida por una oración del nuevo superior regional, el padre Luis Kivuya Muke.

Antes de dar inicio a los trabajos de la Asamblea, se eligió al padre José Miguel Díaz Ayllón como moderador de dicha Asamblea. Previo a la elección del equipo de la secretaría de la Asamblea, se leyó la carta del padre provincial de América del Norte, el padre Chi Ai Nguyen a los miembros del Asamblea.

En esta carta, el padre provincial exhortaba a los miembros de la Asamblea a que hagan propuestas concretas sobre un nuevo tipo de apostolado, distinto del de las parroquias; den un nuevo impulso a la pastoral vocacional y al acompañamiento de religiosos en formación; desarrollen la colaboración con los laicos, así como en la fundación de la misión de EL PASO; trabajen para lograr una autonomía financiera por la región de México.

Terminado la lectura de la carta del padre provincial, pasamos a la elección de secretarios de la Asamblea. El padre Irvin Santiago Martínez y el hermano Rafael Huerta Ramos fueron elegidos secretarios de la Asamblea.


Luego el entrante superior regional agradeció a los miembros del consejo regional saliente por el trabajo realizado durante su mandato. Se leyó el número 12 de los estatutos de la provincia antes de la elección del nuevo consejo regional.

En cuanto a la formación del nuevo consejo regional, el padre regional nombró al padre Irvin Santiago Martínez como nuevo ecónomo regional y al padre Roberto Reyes Delgadillo como su primero consejero. Luego se eligió al padre Jesús Tlecuile Mixteco como nuevo consejero regional.


Antes de entrar en el trabajo de reflexión, miramos un video mensaje de nuestro Superior General, Ngoa Ya Tshihemba, quien desde Roma saludó a nuestra Asamblea y nos animó a vivir en lo concreto de cada día las intuiciones de los Capítulos General y Provincial.

La Asamblea realizó después un momento de reflexión sobre la preparación de la reorganización de las unidades administrativas y apostólicas de la Asunción en la Región de México. En su carta de invitación a dicha Asamblea, el padre regional invitó a todos los miembros a leer y reflexionar los textos de nuestros capítulos general y provincial, especialmente el Texto de orientación del Capitulo general 2023 y desde dicho texto, resaltar las llamadas-desafíos que nos parecen más importantes para nuestra Región.

Cabe señalar que el propósito de esta Asamblea fue de asentar las bases de nuestro proyecto regional para los próximos tres años, inspirándonos siempre de la ruta trazada por nuestros capítulos general y provincial.


Durante el encuentro, cada comisión tuvo la oportunidad de presentar sus reflexiones y sugerencias adoptando el modelo del capítulo general: “Proximidad y signos del Reino”, “La urgencia del Reino” y “Por el advenimiento del Reino”.


Los trabajos previos a nuestra Asamblea regional de México que tuvo lugar el 25 de septiembre 2023 se realizaron gracias al coraje demostrado por las cinco comisiones que se armaron para facilitar las discusiones: Pastoral juvenil y vocacional, Formación, Alianza laicos-religiosos, Creatividad misionera y obras apostólicas, Economía y administración y JPIC.

“Renovación, reconfiguración, reestructuración, dar un rostro asuncionista” fueron las palabras clave utilizadas repetidamente por los participantes.

Fue una Asamblea esperanzadora en la medida en que se eligió un nuevo consejo y nuevas comisiones, que con rostros nuevos lucharán para dar un impulso nuevo a la vida de esta entidad de la provincia de América del Norte.


En todos los casos, fue también una asamblea llena de desafíos que van obligar a todos los religiosos de la Región a abrirse más al viento loco del Espíritu. Desafíos de vida comunitaria y fraterna, de la formación y liderazgo, de la fidelidad a nuestro carisma, de la formación a la autonomía financiera, etc.

En la Asamblea también se abordaron otros temas como la comunicación entre comunidades, el futuro de nuestros hermanos mayores, el seguro de alta riesgo para algunos de nuestros hermanos, la promoción de la educación ambiental, la reanimación de la estructura de Promoción vocacional asuncionista, a través de una metodología de discernimiento y planificación.

A pesar de la variedad de experiencias vividas en cada comunidad de Región en particular, se sintió una cierta sintonía en el caminar de todos, así como en la búsqueda común de los llamados de Dios y en la manera en que cada una de nuestras comunidades trata de responder a ellos, en la medida de lo posible.


Se vivió un clima de madurez y de franco interés en el esfuerzo de ir remodelando el rostro de esta Región de la provincia. Sentimos en casi todas las reflexiones, una ardiente necesidad de renovación personal y comunitaria.


En su mensaje final, el padre regional mencionó la experiencia del capítulo general que ponía en evidencia la interdependencia, la solidaridad, la fraternidad, la transversalidad e invitó a los miembros de la Asamblea a dejarse inspirar de este encuentro importante de nuestra familia religiosa.


Además, hizo referencia a los cuatro llamados para acelerar la llegada del Reino de Dios que son la fraternidad, la misión, la formación, la santidad.


Agradecidos y puestos con la fe en Dios, compartimos este día de discernimiento, sumando esfuerzos por avanzar en la misión común por el bien de todos.

Sébastien Bangandu Mwanza, a.a.

262 visualizaciones0 comentarios
bottom of page